lunes, 17 de octubre de 2016

Grandes desafíos




Hacerse mayor es más fácil de lo que pensamos cuando aún lo vemos lejos, el tiempo nos enseña que cada vez quedan menos opciones, que en cada cana muere una oportunidad, pero a medida que crecemos vamos perdiendo el miedo y el apuro, quizás con el egreso encima y una incipiente entrada al mundo laboral debería estar mucho mas emocionado de lo que parezco, sin embargo esto no termina de llenarme, imagino que algo debe de faltar, algo que en estos cortos 23 años me cuesta bastante descifrar y probablemente demore unos 30 años más en hacerlo, tal vez es porque nunca he querido lo que todos quieren, y no es que no me parezca la raja la idea de una vida en familia o de adulto responsable (asumiendo que en un contexto como el mío es una idea más o menos lejana) si no que los pro y los contra de la vida adulta que siento que de a poco llega, terminan más por angustiarme que aliviarme, siendo la incertidumbre del día a día el peor contra de todos, un contra con una de esas acotaciones al margen donde dice entre paréntesis "película de terror".


Quizá lo que debemos hacer es  hacerle frente a todas esas cosas, por qué de no ser así ¿qué sentido tendría superarse? después de todo somos nosotros quienes recorremos los diferentes caminos de nuestro destino, caminos llenos de vueltas, giros y curvas, caminos que muchas veces nos aterran, por lo que debemos recordar que el miedo es como la naturaleza, no podemos des hacernos de el, pero si atravesarlo.

Al fin y al cabo todos esos desafíos que van apareciendo en nuestras vidas se transforman en responsabilidad, responsabilidad que para muchos llega de distintas maneras, es como ese invitado al que le das la bienvenida pero luego ya no puedes librarte ¿es qué no está permitido rendirse de vez en cuando? ¿es qué no se puede decir; "esto me está agotando así que voy a dejar de intentarlo"? parece un precedente peligroso, de evitar el dolor, de evitar la vida.







sábado, 13 de agosto de 2016

La puerta giratoria y el blog del cuatro ojos!



No sé si será porque no había tiempo o el hecho de que el patrocinador tercermunidista que me pagaba dos dólares mensuales por subir entradas a esta hueá dejó de pagarme (porque aunque usted no lo crea este blog tenía publicidad oculta que no generó ni una sola conversión jaja) pero ya ha pasado bastante tiempo desde la última vez que me senté (o me eché en su defecto) a escribir algo por estos lares.

Desde hace un par de meses que entré a una pre-práctica en la agencia en la que trabaja un profe, y hasta el día de hoy, no sabría decir si en realidad logro entender como funciona una agencia, (digamos que lo que me han enseñado en la universidad todos estos años no es muy cercano a la realidad) asumo que cada una tiene un sistema diferente, pero algo que si me ha llamado la atención es la facilidad con la que entran y se van personas de esta, y quizás es porque en mi interior (y ni tan interior realmente) vive un cabro chico de 12 años que no sabe separar su vida personal de la "laboral/universitaria", pero al comienzo fue fuerte, yo asumía que esta experiencia sería algo así como una eterna sitcom picada a "The Office" o en su versión más humilde "La Oficina", del Jappening con Já, y si bien solo le faltan las risas sobrepuestas y la intro chafa para serlo, tiene una cuota importante de drama, drama del cual siento (egoistamente) que solo yo me percato.

¿Tan fácil es olvidarse de alguien? ¿o es que con el tiempo construyes una barrera tan fuerte que ya todo te la suda?

Al final, nos encontramos en una permanente puerta giratoria, en la que, mientras algunos entran, otros salen, es claro que estas personas no son remplazadas por otras, pero también es claro que cada una de ellas trae consigo algo que debemos aprender, y podemos tardar en darnos cuenta de ello en años, meses o un par de días.

Directa o indirectamente estamos en constante aprendizaje, como si nuestra propia vida fuese una serie, y que está en cada uno de nosotros decidir si estas serán personajes secundarios, terciarios o principales, a quienes nos llevaremos con nosotros en cada fase de nuestra vida, para enriquecer ese guión que está en constante edición.

--------------

Ahora el apartado de noticias.

Amigos y amigas, les cuento que desde ahora en adelante mente.friki cambia de nombre y se trasladará a un fanpage, muchos me lo han recomendado y en cierta medida considero que tienen mucha razón, me da demasiada paja cambiarme a un wordpress por lo que el blog y el fanpage funcionarán en paralelo, con la única diferencia que el fanpage contará con uno que otro contenido extra (llámese historias cortas, ilustraciones y estupideces varias).

Chau!!




miércoles, 2 de marzo de 2016

Ahueonamiento mágico.

 

Una vez escuché que existe un "exceso de pensamiento mágico pendejo" o como me gusta llamarlo a mi, exceso de ahueonamiento mágico, demasiado positivismo gratuito, hueón, ¿con qué derecho se acercan personas que en su vida han sabido algo de ti, a decirte qué todo tiene solución?  ¿qué es esa hueá de decretar? pff...por favor, ¿de qué estamos hablando?, querer no siempre es poder, y ya estamos bastante grandes todos para darnos cuenta que  si de verdad las cosas se pudiesen lograr solo decretando o solo pidiéndolas a la misteriosa galaxia de colores del espacio , no estaríamos justamente  "decretando", al fin y al cabo,  para lo único que te sirve todo eso es para frustrarte, porque entre que decretas, pides, decretas y vuelves a pedir te quedas en la nada esperando que la fuerza misteriosa mágica haga tu labor por ti, las cosas no son como uno quiere, las cosas son como se dan, para mejor o para peor,  cuantas veces vi personas mintiéndole a sus parejas, amigos, familia, grupos de trabajo, a todo el mundo, y el día de hoy se ven tan campantes y felices sin ni una gota de remordimiento de lograr cosas a base de ser sacos de huea, y por otro lado, personas honestas y responsables hasta el culo por la incertidumbre de todas las cosas que tienen encima... ¿qué podemos hacer al respecto? ¿esperar a que el karma (o darma como se llame) haga lo suyo?, chucha, así es super fácil auto-convencerse  de que existe un equilibrio, cuando todos en el fondo sabemos que las cosas no son así, que esto es "lo que nos tocó", ¡¡hay gente que vive toda su vida sin preguntarse nada!!, ¿cómo mierda es posible? ¿hasta que punto tenemos la capacidad de conseguir algo o de evitarlo? al final el único y verdadero cambio que puedes hacer proviene de ti mismo, no de lo que te rodea,  si quieres quejarte, quéjate, ¡y quéjate mucho!, porque nadie tiene el derecho a decirte que no lo hagas, y de la misma forma, si quieres celebrar, celebra ¡y celebra mucho!, al final, lo que nos queda es vivir a concho cada experiencia en nuestras vidas, cada lugar o cada persona, pensando muy bien que dejar de lado y que conservar, porque es la única decisión que es realmente nuestra.

jueves, 25 de febrero de 2016

Lo que se aprende en el viaje.







 -Muchas veces quise escribir sobre las cosas que me habían pasado en Málaga, le decía a la gente que me preguntaba por el blog, que estaba recolectando historias, para que el día en que volviese a Chile, pudiese redactar todo en una historia gigante llena de aventuras y cosas graciosas, pero la verdad, es que nunca supe que escribir, o sobre que.

  -Este viaje ha sido por lejos de las experiencias más enriquecedoras de mi vida, no voy a mentir y decir que es por todo lo que aprendí en la universidad, sino que por todo lo que aprendí de mi mismo.  Aprendí que por muy lejos que estén tus amigos, los que son de verdad los vas a sentir siempre a tu lado, aprendí  que a veces la familia parece estar mucho más cerca cuanto más lejos la tienes y que esos lazos perdurarán por siempre, aprendí que no importa el idioma que hables o de donde vengas, siempre podrás conocer nuevos amigos que serán mucho más parecidos a ti de lo que piensas , y también como uno de los aprendizajes más importantes; aprendí que cuando piensas mucho las cosas terminas frustrándote, porque la felicidad y el dolor son inseparables, cuando estás con uno, el otro se sienta en banca a esperarte, y que no puedes simplemente ignorarlo en ninguno de los dos casos, porque ambos son realmente necesarios en tu vida.

 Quizás, hay que atreverse un poco más a hacer las cosas, si no las haces ahora que eres joven no las vas a hacer con 50 años, esta bien ser responsable pero....tienes el resto de tu vida para ser un adulto responsable, por ahora no está mal ser joven, no está mal ser irresponsable de vez en cuando (sin abusar, claro está) y atreverte a probar cosas nuevas.

Hay demasiadas cosas que voy a extrañar de Málaga, las tapas, que cada dos cuadras haya un bazar chino con TODO, pero TODO lo de la tierra, sus calles estrechas en las que los balcones de algunos casi chocaban con los de otros y en las que tantas veces me perdí a pesar de que el centro no era muy grande que digamos, las gaviotas peleando con palomas y loros cerca del balcón de mi casa, como si fuera una pelea de pandillas (cabe destacar que las palomas siempre salían perdiendo), conocer frecuentemente a los camareros de Picasso y tener siempre descuento, ir con mi amigo los días que nos daba paja cocinar a comer al chiringuito de la esquina, el "Ka' la abuela", pero por lejos... lo que más voy a extrañar, son a las hermosas y lindas personas que conocí allí, gente que cala tan profundo en ti, en tan poco tiempo, que parece mentira, personas tan especiales que te acompañan a vivir una experiencia que nunca se repetirá, porque claro, puedes volver a esa ciudad, pero nunca repetirás las condiciones que volvieron tu viaje increíble, amigos que me enseñaron todas las groserias en italiano posibles, que me enseñaron que, que alguien le diga Arturito a R2D2 es tan terrible como decir Onda vital, a lanzar cartas como Gambito de X-men, que The Gift, es por lejos, la peor película que se pudo haber creado y que Simba es algo más que un personaje del rey león.

Asi que, finalmente, ¿cómo calcular los 7 meses que pasaron?, ¿son 306.600 minutos?, ¿306.600 amaneceres? ¿306.600 fiestas?...¿qué tal si lo calculamos en cariño?...

Nos hacemos viejos viendo pasar solo trenes de ida desde nuestra propia estación, sin embargo, tenemos menos miedo y menos prisa, porque sabiendo que podemos subir al tren que queramos, nos damos el tiempo de sentarnos a mirar el paisaje, no importan los kilómetros que nos separen si sabemos que habrá una próxima vez, todo depende de nosotros.

Gracias Málaga y a mi familia por tan hermosa experiencia  <3

jueves, 28 de enero de 2016

El ataque de la mujer bizcocho (primera parte)


    - Muchas veces nos pasan cosas que no contamos,  porque sabemos que nadie nos va a creer, es un poco frustrante ¿no? , Al final te quedas con experiencias y situaciones para ti sabiendo que en el momento que las cuentes pasarás de ser una persona normal, a un friki de mierda, la historia que a continuación les contaré, no es algo fácil de digerir, más bien, parece  casi un relato de ciencia ficción, pero les aseguro queridos lectores, que es más real de lo que me hubiese gustado que fuese.

Desde que llegué a Málaga, he conocido muchísima gente , y sinceramente lo he pasado increíble, pero este viaje no ha estado absento de cosas raras, y como muchos de los que me conocen saben, al parecer soy un imán de situaciones extrañas.

Hace unos meses, mientras intentaba subir por mi cuenta al mirador del castillo de Gibralfaro, se me acercó uno de esos viejos rancios que pareciera que llevaran todo el día buscando en silencio algún incauto al cual contarle toda su puta vida, esos que siempre llegan cuando menos ganas tienes de hablar.

-Killo, ¿tu no tiene por ahí un mechero o algo?,- Me dijo el viejo raro.

-No, disculpe, no fumo.- le respondí, hice el ademán de ponerme los audífonos a ver si el viejo extraño se daba cuenta que en ese momento tenía 0 ganas de hablar, pero al parecer le importó un rábano y empezó a caminar junto a mi, no les diré que intenté acelerar, (porque dios sabe lo que hice) pero el hecho de que no pueda caminar en subida ni siquiera 10 metros sin un inhalador en la mano no me lo permitió.

- ¿Tu no eres Malagueño cierto?

- No.- le respondí de la forma más cortante que pude, estaba muy cómodo escuchando música hasta que el viejo rancio se me acercó, ya me había cagado toda la onda.

-Ahh.. ya veo...¿Canario o algo de eso?.- Dijo nuevamente, en ese momento no tenía idea que mierda significaba ser Canario, ahora sé que se le llama así a las personas que provienen de las Islas Canarias,  que a pesar de ser españoles tiene un acento parecido al latino.

-Tampoco, soy Chileno.

-Ahh.. ¿Estás paseando entonces?.

¡Por la chucha viejo culiao déjame en paz!, pensé, pero fiel a la educación que me dieron mis padres respondí como un caballero.

-No, estoy de erasmus por un semestre, estudio publicidad.- Le dije, me ahorré explicarle que cuando alguien viene desde América se llama Intercambio y no erasmus, pero hubiese significado hablar más y ya estaba algo mosqueado.

-¿Sabes? yo tengo una hija que imagino debe tener mas o menos tu edad, podría presentártela, y no sé, tal vez podeis salir y conoceros.

¿En realidad estaba pasando esto? ¿un viejo totalmente random, se le acerca a un tipo totalmente desconocido a presentarle a su hija? ¿que hueá no tiene amigos? ¿tiene media gemela colgándole de la cara? ¿es mitad topo o que chucha?

-Señor, no es por ser mal educado, pero me parece bastante extraño que se le acerque a un desconocido a buscarle amigos a su hija, y estaba bastante cómodo escuchando música, ¿podría hacer el favor de irse?.- Le respondí.

-Bueno, tu te lo pierdes, es guapísima, de "toma pan y moja." (Traducción a español Chileno : Está muy rica)

En ese momento ya había asumido que este hueón se había escapado de algún psiquiátrico o tenía graves problemas mentales, no sé, en volá sus viejos eran primos o que se yo, ¿quién mierda en su sano juicio habla así de su hija?.

-Ehhh....ok(?).-Le dije por última vez y me devolví en dirección hacia abajo, ya no tenía interés en seguir subiendo.

Mientras bajaba me percaté que el viejo raro me estaba siguiendo, ¡por la mierda! ¿por qué siempre me topo con gente así? ¿qué le hice al mundo hueón?, pensaba, aceleré lo más que pude y llegando ya a plaza merced (plaza central rodeada de pub's y cosas así acá en España) lo perdí de vista, caminé hasta llegar a Picasso, un pub que suele ser mi primera parada antes de moverme a algún otro lado, me senté, pedí una caña (una chelita) y me quedé un rato viendo al mago que hacía show al frente.

Había empezado a oscurecer, eran al rededor de las 7:30 de la tarde así que me pareció buena hora para volverme a casa, si salía o algo prefería pasar a comer antes y no comer en esa hueá que era más insalubre que la cresta, pagué la cuenta y empecé a caminar.

-Illo' onde va'? (chiquillo, ¿dónde vas? en Andaluz profundo).- me dijo una voz que me parecía extrañamente familiar.

Me di vuelta y MIERDAA... era el viejo rancio de hace un rato atrás, ¿Se habría estado escondiendo todo este rato a ver cuando me movía de Picasso?.

-¡¿De nuevo usted?! ¡Déjeme en paz por la mierda!.- Ya no oculté mi desagrado y parcial miedo por aquel anciano y extraño ser humano.

- Pero illo mi hija ta' aquí a la vuerta en plaza contitucioh', ¿ no quiere ir a verla un rato?.

Ya muy enojado dejé de controlar mi dialecto Chilensis, ya no me importaba si me entendía o no, y le hablé muy claramente.

-¡¡¡Mira viejo culiao me teni' chato!!!, de verdad no se que weá te pasa, no sé si eris' enfermo mental o que weá pero DÉJAME TRANQUILO, no quiero conocer a tu weá de hija, no quiero que me hablí' más!!, ¡Ándate a levantar piedras , a escuchar a los Gypsi Kings o sea cual sea la weá enferma y rara que te guste hacer! pero no me hinches más la weas!.

- ¿Pero que a pasao? no te ponga' así niño, ya, tira pa' lante que nos espera mi chiquilla allá.

-¡¡Te dije que no viejo hueón!!.

Se había ido todo a la mierda,  el viejo raro cambió drásticamente su cara de señor parcialmente borracho y feliz, a borracho de feria versión club de la pelea. se acercó a mi y puso un cuchillo en mi espalda.

-Ya nos vamos, camina.- dijo por última vez el ahora maligno y siniestro viejo.

 En ese momento mi cerebro entró en shock, no tenía WiFi para escribirle a Roberto o alguno de mis amigos lo que estaba pasando, lo único que había en mi mente era una mezcla entre pánico y asombro,  y el ya clásico, CAGUÉ....


---------------------------------------------------

Bueno amigos aquí los dejo con la primera parte del ataque de la mujer bizcocho!, lamento no haber subido cosas anteriormente al blog pero ya saben que la vida de intercambio es muy esforzada!, un abrazo grande a los que siempre se pasan por el blog!! cuídense!